Hay muchas personas que a día de hoy tienen problemas relacionados con deudas ya que anteriormente fue necesario sacar un préstamo por diferentes objetivos, ya sea por cuestiones personales o por cuestiones de urgencia ya que no es tan sencillo poder tener la cantidad en ese momento, es allí cuando se empieza a dejar de tener el control y en estos casos, es importante el tener asesoría profesional para poder reducir los problemas relacionados a préstamos o deudas de diferentes entidades.

Saldar deudas
El ahorro es una buena estrategia.

Cómo seguir una estrategia para reducir mi deuda 

La primera acción que debemos de tomar en cuenta es el realizar una estrategia de ahorro ya que uno de los problemas más habituales es precisamente no tener un control sobre los gastos. Puedes seguir un sistema sencillo pero verdaderamente efectivo que te ayudará a poder ahorrar una cantidad de dinero semana por semana e incluso si tu deuda no es tan grande, puede hacer que empieces a pagarla y te la describiremos de forma rápida a continuación. 

Gastos prioritarios 

El primer paso que tenemos que hacer una vez que estamos dados de alta como deudores, es el realizar un pequeño seguimiento de lo que suponen  nuestros gastos prioritario, tomaremos en cuenta que los gastos más indispensables son los alimentos, escuela, gasolina y otros tanto que no pueden evitarse.  

Una vez que tenemos esos gastos antes mencionados, tenemos que hacer un recuento de lo que son los gastos totales de estos ya que muchas veces necesitamos menos de lo que normalmente sabemos. 

Eliminar gastos innecesarios 

El segundo paso es eliminar todos los gastos innecesarios que ya se tuvieron una vez que se separaron en la lista, algunos de los gastos más frecuentes que se pueden evitar son el de las golosinas, refrescos y comida chatarra ya que es uno de los problemas más comunes por el que no se tiene un gasto adecuado. 

Compras Anticipadas 

Una de las técnicas más recomendables para reducir el gasto o evitar que se hagan compras equivocadas, es el realizar una serie de compras que sean anticipadas o que sean mayores a lo que normalmente se suele adquirir. 

Puedes comprar tus alimentos básicos principales para poder tener qué comer en toda la semana y al mismo tiempo hacer más sencillo el tema de los gastos ya que una vez que tenemos destinado nuestro dinero, es mucho más difícil gastarlo al tenerlo ya destinado. 

Dedicar un día libre 

Sabemos que es totalmente normal que no sea tan sencillo dejar las golosinas y comida chatarra como pizza y hamburguesas así sin más, pero creo que una alternativa para no dejarlo del todo, es dedicar un día libre en el que puedes comprar una pizza o alimento que sea de esta categoría y que al mismo tiempo no dejar de considerar el límite y reducción de estos gastos, es decir que si antes tenías pensado comprar una hamburguesa y una pizza, esta vez solo será posible comprar uno de los dos. 

Conclusión 

Realizar este tipo de pasos son las primeras acciones que harán que tengas un cambio de calidad y rápido ya que será mucho más sencillo poder tener un capital aunque sea pequeño para empezar a dedicarlo a las deudas. 

Antes de empezar a querer evitar a los agentes que cobran este tipo de deudas, recuerda que también son personas y que ellos buscan ayudarte a que liquides tu deuda no que vayas a prisión por ello, así que empieza a realizar algunos cambios en cuanto a la forma de pensar y busca una forma de cómo abordar el tema para poder llegar a un acuerdo que pueda ayudarte a reducir la cantidad que se debe.