Aunque no muchas personas lo creen, existen varios patrones que se sigue para empezar a ser una persona deudora y aunque muchas veces no es algo que se haga con la intención de tener una cantidad alta en deudas, se puede seguir el patrón de forma indirecta y si sientes que tu camino financiero está en riesgo, puedes tener un poco de información para poder hacer una auto evaluación y saber si en realidad cumples el perfil de una persona de una persona que posiblemente puede tener consecuencias negativas a futuro. 

Ahorrar para no ser deudor
Ahorrar es un hábito que te ayudará a no ser un deudor

Lista de hábitos principales negativos a evitar 

Estos datos que te dejamos están documentados por estudios que avalan la veracidad sobre el tipo de perfil que se tiene o puede llegar a tener una persona que no puede tener un control sobre su economía por causas diferentes que muchas veces pueden llegar a ser inevitables. 

Sacar un préstamo para pagar otro préstamo 

Una de las prácticas más habituales que se hacen pensando que la solución más práctica es esa, es el de tramitar un préstamo en una institución financiera independiente de donde se tiene el adeudo. 

Puede que en algunos casos si sea necesario pero en este caso se deben de evaluar una gran cantidad de variantes en las cuales es mejor tener apoyo de un asesor financiero el cual evaluará la situación. 

Antes de pensar en sacar un préstamo para pagar otro, toma en cuenta que el problema no se resolverá, solo lo podrás alargar un tiempo pero al final tendrás el mismo resultado. 

No hacer una cotización de gastos 

Uno de los problemas por el cual las deudas son sobrevaloradas, es que no se hace un recuento de los gastos necesarios contra los ingresos que se tienen, ya sean de forma compartida o individual. 

Si pretendes sacar un préstamo, antes de adecuarse tienes que tomar en cuenta que en realidad cuentas con la solvencia económica para poder lidiar con ese gasto ya que no será tan fácil si tu dinero semanal está muy limitado y no se tiene otro ingreso independiente del trabajo que se puede tener de uno o los dos integrantes de la familia que llevan los gastos de los demás integrantes como hijos o adultos mayores. 

Tomar a cualquier financiera para el préstamo 

Este es el error más grave al empezar a convertirse en un deudor ya que a pesar de que muchas personas piensen que esta es una mala palabra, esto no es así, todos somos deudores ya sea de una forma u otra pero la gravedad es donde radica el peso de la palabra. 

Si quieres una recomendación efectiva, lo mejor que podemos decirte es que empieces por empezar a realizar comparaciones de diferentes instituciones, algunas mejores que otras encontrarás en la búsqueda de las opciones más recomendadas, pero nunca tomes a la primera empresa o institución ya que a pesar de que pueden ofrecer pagos pequeños, intereses pequeños pagando puntualmente, etc, muchas veces verás que estas personas no mencionan las partes relativamente malas de tener un préstamo como lo pueden ser los intereses por demorar, el pago total a largo plazo que suele ser mayor que el doble en algunas ocasiones y muchas otras más, por eso es la importancia de ver que no siempre la primera opción es la más adecuada. 

Conclusión 

Tener que sacar un préstamo no es algo que sea malo, pero si que es algo que se tiene que conocer muy bien para poder hacer un buen uso de esta herramienta ya que al final, pueden ser varios los motivos por los cuales no se pueden evitar siendo riesgos médicos, problemas legales y más.